Gimnasia rítmica adaptada

Gimnasia rítmica adaptada

Equipo ‘Otra mirada’

El equipo de Gimnasia rítmica adaptada del Campo de Deportes Larraina se compone de 12 chicas y chicos, de entre 6 y 14 años, y busca fomentar la igualdad y el respeto a través del deporte.

Desde abril de 2019, el Campo de Deportes Larraina acoge la iniciativa Otra Mirada, promovida por Sandra Pérez, para crear un equipo de gimnasia rítmica adaptada para chicos y chicas con discapacidades intelectuales. La idea nace tras hablar con personas con discapacidad y conocer su potencial para generar arte, belleza y expresión, como sucede con la gimnasia rítmica.

El objetivo de Otra Mirada es alcanzar la normalización a todos los niveles, ya que todas las disciplinas deportivas son susceptibles de integrar a todas las personas sin distinción. El deporte es un espacio que fomenta la igualdad y el respeto.  

Es para el club una apuesta por la inclusión y la lucha por la igualdad de todas las personas de la sociedad.

Gimnasia rítmica adaptada

El proyecto

Otra Mirada nace de la iniciativa de la entrenadora Sandra Pérez y que tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

El objetivo de Otra Mirada es dar la oportunidad a chicos y chicas de participar a través de la gimnasia rítmica en un grupo de competición, favoreciendo su inclusión social y deportiva, en un ambiente totalmente normalizado y posibilitando la adaptación gracias a un trabajo colaborativo de equipo. El empoderamiento de las mujeres con discapacidad es otro de los objetivos principales de este proyecto. Otra Mirada pretende mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, a través de la actividad física y, además, crear hábitos saludables.

Este deporte quiere además transmitir valores como el esfuerzo, la constancia y la superación, aumentar la autoestima y normalizar toda situación al conseguir los retos propuestos. Además, contribuye a la mejora del autocontrol, el autoconocimiento y el equilibrio personal. En definitiva, este deporte contribuye a mejorar la calidad de vida y la salud de sus participantes.

Gimnasia rítmica adaptada

La Entrenadora

Sandra Pérez Abandiano

Sandra es una apasionada de la gimnasia rítmica, deporte que practica desde los 17 años, que quiere transmitir sus conocimientos a los más jóvenes, por eso ha creado una escuela en Galar, Navarra. Sin embargo, ahora quiere dar un paso más y ha decidido lanzar el proyecto Otra Mirada en el que pretende poner todo su esfuerzo y sacrificio.

Gimnasia rítmica adaptada

Reconocimientos

El equipo Otra Mirada fue premiado con el Galardón Valores del Deporte 2019 del Gobierno de Navarra y tuvo la oportunidad de realizar una exhibición en el campeonato de España de gimnasia rítmica en el Navarra Arena.

El trabajo de Sandra y de sus chicos y chicas ha sido reconocido en dos ocasiones tras un año de vida. El equipo tuvo la oportunidad de realizar una exhibición en el Campeonato nacional de gimnasia rítmica que se celebró en noviembre de 2019, en Navarra Arena. Vuelve a disfrutar de su aplaudida actuación aquí.

Además, Otra Mirada recibió por votación popular el Galardón Valores del Deporte 2019 del Gobierno de Navarra, reconociendo el trabajo del equipo y el esfuerzo de su entrenadoras en este iniciativa pionera en nuestra Comunidad.